"Ese instante en el que la vida se detiene de repente para que yo la capture con mi máquina"

Páginas

Tras mi foto, ¿Por qué?

TRAS MI FOTO es el motivo que me ha llevado a compartir con el mundo algunas de las aficiones que más llenan mi vida y que ocupan gran parte de mi tiempo libre.
La fotografía y la escritura me proporcionan la libertad que necesito. Con ellas expreso mis sentimientos, mis vivencias y mis inquietudes.
TRAS MI FOTO es un baúl, el cual iré compartiendo y llenando, poco a poco, paso a paso y foto a foto.
......
....
..

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Miradas.



En esta época en la que nos ha tocado vivir, nos encontramos inmersos y rodeados de convulsos temas de diversa índole.

No hay más que mirar un poco a nuestro alrededor para observar lo que el ser humano es capaz de hacer.

El caos migratorio que amenaza a medio mundo, las gravísimas dificultades económicas por las que atraviesan la mayoría de los países del mundo, las innumerables e inacabables guerras entre distintas facciones religiosas e ideológicas,  las eternas hambrunas  en los llamados países del tercer mundo, la devastación global del planeta, la total falta de valores morales y éticos por parte de los grandes mandatarios políticos, económicos y sociales, encargados de velar por nuestro bienestar y salvaguardar nuestro entorno han llevado a esta sinrazón a todo el planeta puesto que ellos miran a "otro lado", a su lado.

Ante todos estos acontecimientos hay mil preguntas, la mayoría sin respuesta, y en todas estas cuestiones figura el ser humano como principal causante de todos estos conflictos.

El ser humano ha llegado a unos límites de pobreza moral casi absoluta en el que sólo impera su orgullo, continuar aumentando su poder y seguir “amasando” su riqueza personal a costa del esfuerzo y vida de otros.

Y es que lo que los poderosos decidan “debe repercutir” en su propio beneficio, sin pensar en el daño que puede causar a otros seres humanos. Miran a otro lado.

Ya lo dice mi amigo Paco :

“Si es que en esta vida todo el mundo va a lo suyo, menos yo, que voy a lo mío”
Y que razón tiene!!!

Hoy por hoy me resulta muy difícil creer en nada y mucho menos en el ser humano, en su palabra, en sus actos. Con razón o sin ella muchas veces pienso :

“¿Y cuándo me la vas a hacer?”, “¿Cuándo me vas a engañar?, “¿Cuándo…? Es sólo cuestión de tiempo.

No quiero pecar de catastrofista ni de pesimista, tan sólo una reflexión que puede ser acertada o no.

Aun así, confío en que hay “buena gente” por el mundo y que puedo disfrutar todavía de la mirada sincera y cómplice de algunos de ellos y que de vez en cuando me regalan.




Ricardo López Rubio.
(Datos EXIF - D7000 - ISO 100 - 92 mm - f/6,3 - 1/200 sg)